IM Australia

año: 2019

swim: bay
bike: flat
run: flat
time: 5:51:47

Durante el año pasado, viajamos a visitar a una amiga en Australia. Como no podía ser de otra manera, aprovechamos la ocasión para participar en el IM 70.3 que se disputaba en esas fechas en Busselton.

Busselton es un pequeño pueblo costero en Perth, situado en el sud-oeste de Australia de apenas 25k habitantes. Cada año el pueblo se vuelca con la organización de esta prueba y la verdad es que el resultado es espectacular. No solo por los maravillosos paisajes por los que discurre la prueba, pero también por el soporte que brindan todos los lugareños.

El día fue perfecto para la prueba, mar sin olas y la temperatura del agua muy agradable. Además, y algo muy importante a tener en cuenta en Australia… ¡No había tiburones rondando por el muelle de Busselton! (Por cierto, el más largo de todo el hemisferio sur.)

El recorrido de la bici fue totalmente llano. La sensación fue increíble, árboles muy altos, canguros y un recorrido que permitía cruzarse con los participantes en más de una ocasión

La última fase de la carrera fue la más dura. Subió la temperatura hasta alcanzar los 38 grados. Corríamos bordeando la playa y de repente apareció un enorme enjambre de moscas que convirtieron los últimos kilómetros de la prueba en un auténtico inferno. Moscas pegadas a la espalda, moscas en la cara, moscas que si te despistabas te entraban en la boca.

A pesar del pequeño contratiempo alado, conseguí terminar la prueba en menos de 6 horas, con todas mis amigas y mi hermana.